Seleccionar página

Alma de Cristo, de san Ignacio de Loyola – oraciones diarias

Webinar gratuito: claves para una buena experiencia online en tu parroquia, grupo o movimiento

El 31 de julio la Iglesia recuerda al fundador de la Compañía de Jesús, cuyos miembros se les conoce como “los jesuitas”. San Ignacio además es el patrono de los Ejercicios Espirituales, los cuales se llevan a la práctica también hoy en otras religiones. Una de las oraciones más extendidas escrita por el fundador de la Compañia de Jesús es Anima Christi, o en castellano, Alma de Cristo. La oración Anima Christi consiguió una renovada difusión gracias a san Ignacio de Loyola por haberla prescrito en algunas meditaciones de sus Ejercicios Espirituales. En ediciones impresas posteriores de los Ejercicios se añadió el texto del Anima Christi, con el fin de facilitar su recitación por parte de los ejercitantes, y esto llevó a la suposición popular de que fue compuesta por el santo.2​ El Anima Christi se encontraba en libros de oración que utilizaba san Ignacio en su juventud.

Oración Anima Christi | Alma de Cristo

Alma de Cristo, santifícame

Cuerpo de Cristo, sálvame

Sangre de Cristo, embriágame

Agua del costado de Cristo, lávame

Pasión de Cristo, confórtame

¡Oh buen Jesús! Óyeme

Dentro de tus llagas, escóndeme

No permitas, que me aparta de tí

Del maligno enemigo, defiéndeme

En la hora de mi muerte, llámame

Y mándame a ir a ti, para que con tus Santos te alabe.

Por los siglos de los siglos,

Amén.

Alma de Cristo. Hombre de campera azul reza en una Iglesia

Pin It on Pinterest

Share This