Seleccionar página

Guía básica para transmitir una Misa

Escrita por Francisco Oliden

el 03/02/2021
"

Leer más

Ya sea que que conozcas hace tiempo el mundo de las transmisiones online o que la pandemia del COVID-19 haya hecho que tengas que conocerlo a la fuerza, existe una gama de herramientas y materiales básicos que te ayudarán a tener una transmisión más que decente de tu Santa Misa.

Sí, todos empezamos con un celular que se nos cae en el medio de la ceremonia y el coro de la Iglesia que no se escucha muy bien, pero eso no tiene por qué ser así. Estos son los compenentes que necesitás tener en cuenta para llevar tu streaming al siguiente nivel.

Aclaración sincera: si bien hay muchos escalones que subir, este artículo quiere ser una guía para alguien que busca comenzar en el streaming de la Santa Misa.

Transmisión de misa online
Utilizando el switcher BlackMagic Design ATEM Mini

1. Computadora portátil

Todos tenemos una, claro, pero no es lo mismo usarla para escribir un trabajo de la facultad o ver una serie en Netflix que para realizar una transmisión en vivo. Si bien los requisitos técnicos exactos varían según el software que utilices (OBS, Vmix, ecamm live, etc), nuestra recomendación es que tenga i7 y 12 GB de ram (mínimo), un disco duro de estado sólido (SSD) y tantos puertos USB como sea posible (podés comprar un multiplicador de puertos USB, no te preocupes).

2. Cámara

Este punto es uno de los más complejos (y más costosos, también). ¿Por qué? Porque cuando pensamos en una cámara, no solemos tener en cuenta todo lo que lleva. Un buen trípode, cable hdmi, adaptadores, extensores de cables, etc. Vamos a dar tres cámaras y tres presupuestos distintos que pueden usar, aunque una de las cosas más importante es que tenga una señal de salida hdmi limpia, es decir, que no se vea la información de la cámara en la pantalla (hora, batería, ISO, velocidad, diafragma, memoria, etc). Y, claro, que tenga salida hdmi, mini hdmi o micro hdmi.

Filmadora básica: por ejemplo, SONY HDR 675. Valor: USD 500.

Filmadora intermedia: por ejemplo, CANON VIXIA HF G20. Valor: USD 1000

Filmadora profesional: por ejemplo, CANON XA15. Valor: USD 1800

CANON XA15

3. Capturadora de video.

Para que la computadora registre y pueda utilizar a la cámara de video para realizar la transmisión, es necesario una capturadora de video. Si bien hay muchas alternativas superiores, te presentamos una opción básica para realizar un streaming a una sola cámara. Elgato Camlink 4k. Simplemente la conectás a tu cámara y luego a tu computadora ¡y listo! La PC ya reconoce la cámara.

Capturadora de video Elgato Camlink 4k

Para aquellas personas o Parroquias u organizaciones que estén en un paso más avanzado y cuenten con un poco más de presupuesto, una buena opción es subir de categoría hacia el BlackMagic ATEM Mini (o Mini Pro / Mini Pro ISO). Es un pequeño, pero poderoso switcher de video (además de muchísimas más funcionalidades que no voy a entrar en detalle ahora). El ATEM Mini (y su gama) te permite conectar hasta 4 cámaras de video y elegir cuál mandar al aire, es decir, en vivo.

Es uno de los hardwares (aunque posee su software) más utilizados en las Iglesias al rededor del mundo. Algo a tener en cuenta es que, para que tenga sentido su uso, debés contar con más de 1 cámara.

BlackMagic ATEM MINI Pro

4. Audio

La calidad del audio es uno de los elementos más importantes y que más se pasa por alto en la transmisión en vivo. ¡Es más importante que la imagen! Si te veo en 4k, pero no puedo escuchar lo que decís, ¿de qué me sirve?

Como estamos en un escenario en donde deseamos transmitir la Santa Misa (otra sería la historia si fuese un evento o una conversación) lo más probable es que el templo tenga micrófonos instalados en el altar, el ambón, el coro, etc. Por eso, en este caso, lo mejor es utilizarlos y tratar de extraer ese mismo sonido hacia la transmisión, de manera que todo lo que normalmente se escucha dentro de la Iglesia, también se escuche en la transmisión.

Para eso, utilizaremos una capturadora de sonido que reciba todo ese audio. Necesitarás cables PLUG (los grandotes, no los chiquitos que conectás del celular al equipo de música de tu auto!) que vayan de la consola de sonido del templo hacia la capturadora de audio. La capturadora de audio te permite digitalizar el sonido y que la computadora lo reconozca correctamente (algo así como lo que vimos con la cámara, pero para el sonido).

Una propuesta bolsillo-amigable es la consola behringer UMC202. Podés optar por la que desees (o puedas), pero es super importante que pueda conectarse via USB a tu computadora.

5. Software

El software es donde ocurre la magia. Esto es lo que permite unir el audio, la imagen, los zócalos, videos, transiciones y mucho más (qué lindo es cuando hay una barrida inicial con un logo y música, ¿no?). Uno de los más conocidos (Y GRATUITO) es OBS.

Open Broadcaster Software®️ | OBS (obsproject.com)

6. Acceso a Internet

Ya lo sé, parece una obviedad. Es como pedirle a la consecionaria que el auto te lo entregue con 4 ruedas, ¿verdad? Pero, ¿de qué sirve tener la mejor producción audiovisual de la diócesis si no hay internet para transmitir?

Recomendamos que la conexión sea por cable hacia la computadora que transmite y no via wi-fi. La conexión inalámbrica suele ser más débil, sensible y otros usuarios suelen utilizarla. El cable, en cambio, tiene prioridad y recibe mejor (y estable) internet.

Si bien podés transmitir con menos ancho de banda, lo mejor sería tener entre 8 y 15 Mbps de subida.

Podés medir la velocidad de internet en Speedtest by Ookla – The Global Broadband Speed Test