Seleccionar página

4 oraciones para rezar antes de entrar a trabajar

La santificación del trabajo profesional es semilla viva, capaz de dar fruto de santidad en una inmensa multitud de almas: para la gran mayoría de los hombres, ser santo supone santificar el propio trabajo, santificarse en su trabajo, y santificar a los demás con el trabajo San Josemaría Escrivá de Balaguer La cita corresponde al fundador […]

Escrita por Francisco Oliden

el 29/03/2020
"

Leer más

La santificación del trabajo profesional es semilla viva, capaz de dar fruto de santidad en una inmensa multitud de almas: para la gran mayoría de los hombres, ser santo supone santificar el propio trabajo, santificarse en su trabajo, y santificar a los demás con el trabajo

San Josemaría Escrivá de Balaguer

La cita corresponde al fundador del Opus Dei. Claro está que queremos entregarnos con excelencia, que queremos unir nuestro trabajo y nuestra fe. Sabemos, mil y una vez hemos escuchado que Jesús nos dice, nos pide, que necesita, que seamos Sal de la tierra y Luz del mundo. ¡Pero qué difícil, Señor!

Nos encantaría, pero nos cuesta. Jesús, en su infinita misericordia, nos ha dejado el Espíritu Santo para que podamos llevarlo a los demás, hasta los confines de la tierra. Si los discípulos, escondidos por temor, pudieron proclamar la Buena Noticia más allá de sus propias limitaciones, nosotros también podremos (y más aún, Jesús lo quiere) hacer el cielo en la tierra en nuestros trabajos.

Hacer una oración antes de ir a trabajar o en el medio de nuestra jornada, nos renueva en nuestra misión y nos recuerda que servimos, a través de nuestros quehaceres, al Rey de reyes, y no simplemente a un trabajo o a una tarea puntual.

El Ángelus

Guía: El ángel del Señor anunció a María. 
Respuesta: Y ella concibió por obra y gracia del Espíritu Santo. 

Dios te salve, María…

Guía: He aquí la esclava del Señor. 
Respuesta: Hágase en mí según tu palabra. Dios te salve María

Dios te salve, María…

Guía: Y el Verbo de Dios se hizo carne. 
Respuesta: Y habitó entre nosotros. Dios te salve María , 

Dios te salve, María…

Guía: Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Respuesta: Para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Oración: 
Infunde, Señor tu gracia en nuestros corazones para que cuantos, por el anuncio del ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su pasión y su cruz lleguemos a la gloria de su resurrección. 
Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

A la mañana, antes de salir a trabajar

Padre nuestro, al momento de entrar a mi puesto de trabajo,
te pido que te presentes junto a mí,
y agradecerte por este nuevo día.

Te pido que bendigas cada cosa que diga, piense o actúe dentro de mi oficina.
Glorifica mis proyectos, planes e ideas que tenga para futuro,
para que, mis más pequeños objetivos sean para tu gloria.

Lléname de energía para que mi trabajo sea el mejor realizado.
El día de hoy, Señor, renueva mi corazón y dame uno generoso,
para tratar con amabilidad y de forma agradable a todos aquellos,
que requieran de mis servicios y pueda tratar sus necesidades.

Te pido, Señor, que el trabajo de hoy, como lo haga y para quien lo haga,
sea de tu agrado y cumpla las órdenes divinas ejercidas por ti.

Dios, cuando mi trabajo sea terminado, me dirijas con cuidado
hasta mi destino, para llegar sano y salvo.
Bendice mi familia y cuida mi hogar mientras no esté con ellos,
y así cada cosa esté en el puesto que lo dejé al momento de regresar.

En el nombre de Jesús. Amén.

Para entregar tus talentos

¡Oh Amado y querido Dios!,
aleja de nosotros la pereza espiritual,
no permitas que seamos como aquel siervo infiel y miedoso
que escondió sus talentos en el hoyo del egoísmo,
dadnos el entendimiento y la acción para multiplicar los talentos,
enciende la llama de la pasión del amor a ti en nuestro corazón,
para que a tu regreso te ofrezcamos no solo el doble,
sino una infinitud de talentos que sean el reflejo de tu santo amor por nosotros.

Para la bendición total del trabajo

San José, carpintero
tu profesión y tu familia fueron menospreciados.
Intercede ante Dios por nosotros:
para que reconozcamos la dignidad
de cada persona y de su trabajo,
por ser ella creación de Dios,
porque cada una de ellas participa con su trabajo
en la creación del mundo.
Amén.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *